domingo, 30 de marzo de 2008

1-VI-01. Tagore

Amigo oyente:
Cuenta Rabinarab Tagore que iba buscando a Dios por mil caminos hasta que llegó a un lugar donde había una gran puerta y en el prontispicio un letrero anunciaba: “Aquí vive Dios”. Entonces llamó para que le abriesen. Al llamar un gran temblor le sacudió y salió corriendo para seguir buscando a Dios.
Y esta historia del sabio hindú bien nos sirve para plantear hoy un tema importante, la búsqueda. Amigo oyente, muchas veces queremos poseer aquello que anelamos y olvidamos que el día en que lo poseamos lo perderemos.
Hoy te invito a buscar y a huir de aquello que tienes, en todos los niveles, busca la felicidad pero nunca pretendas tenerla en tus manos. Cada día que te levantes busca el amor de la persona que amas, pero nunca creas que ya lo tienes del todo ni persigas acapararlo y conquistarlo del todo. Busca los valores que te lleven a ser persona responsable pero nunca estés satisfecho contigo mismo porque ya los vives. Busca la paz interior en tu corazón pero que tu corazón siempre se encuentre en guerra.
La vida del ser humano es un caminar en busca de aquello que desea. Y muchas veces los grandes amores se convierten en grandes odios porque los dos creyeron que ya se poseían, los grandes ideales se convierten en grandes decepciones que se perdió el espíritu de búsqueda. Los grandes sueños se transforman en colosales pesadillas cuando éstos dejaron de ser sueños.
Dentro de unos momentos tendremos aquí a los mayores, a ellos les digo lo mismo, a pesar de los años mantengan el espíritu joven, sigan buscando la felicidad, sigan luchando por una UDP mejor, sigan investigando.