domingo, 30 de marzo de 2008

26-II-2001. Sbindia

Amigo oyente:
Reconozco que una de mis particulares neuras es la cruzada emprendida contra las películas de vaqueros e indios, por cuanto son películas abominables semejantes a las que podrían haber hecho los nacis tratando de justificar el genocidio del pueblo judio.
Creo que ya hablé en alguna ocasión en defensa de los indios y en contra de la conquista del oeste, eufemismo que trata de ocultar la dura realidad, el robo de las tierras que tenían los indígenas y colonización por parte del hombre blanco, al tiempo que los pueblos desaparecían.
Pero el pobre indio no sólo tuvo que sufrir la pérdida de su cultura y el ser reducido a reservas made in usa, sino que además fue insultado y vejado en unas películas donde siempre se le presenta como salvaje, asaltador, despiadado, etc.
Afortunadamente con los movimientos de los años sesenta y el ecologismo el indio recuperó su lugar y su cultura volvió a ser admirada y valorada por el hombre blanco, publicándose en centenares de folletos y libros la bellísima carta del indio Seatle y libritos como el que compre hace años, titulado la sabiduría del indio americano.
Veamos.
Cuatro son los puntos cardinales que señala Alce Negro, el oeste representado por el color negro, es el lugar donde viven las criaturas del trueno; el norte, representado por el blanco es el lugar de donde viene el gran viento blanco purificador; el Este, representado por el rojo es donde nace la luz y donde vive el lucero del alba para dar sabiduría a los hombres; y el sur, representado por el amarillo es de donde llega el verano y la energía para crecer.
Oren Lyons nos da una sentencia llena de lucidez: “puedo decir ahora mismo que no hay secretos. No hay misterios. Sólo hay sentido común. Mientras una oración medewiwin afirma que “cuanto más sepas mayor será tu confianza y menor tu miedo”.
Y otra frase de Vernon Cooper, escrita en 1990 y que es bien actual: “en estos tiempos la gente busca conocimiento, no sabiduría. El conocimiento pertenece al pasado, la sabiduría, al futuro.Pues mañana seguiremos y que ojalá algún día todos busquemos más la sabiduría y menos el conocer cosas.