viernes, 22 de febrero de 2008

El día de padres

El momento más emotivo...??
Lee...
Amigo oyente:
Todos los campamentos tienen un día muy especial, el más entrañable de todos. Es el día de padres.
La noche anterior los monitores organizan el trabajo, hay que dejar las instalaciones limpías, los niños se han de duchar y vestirles con la ropa más aseada, todo tiene que estar en perfectas condiciones.
A la hora prevista se abre simbólicamente el campamento.
Ellos esperan, miran entre la multitud para encontrar a sus papás, nerviosos por si no vienen. Llevan siete días sin verles, para muchos es la primera vez que han estado tanto tiempo separados y los recuerda, en sus miradas hay amor, mucho amor hacia aquellos que constituyen en esas edades el centro de sus vidas.
Ellos también esperan, más ansiosos que los niños. Miran y tratan de ver entre los niños al suyo. ¡Qué duro se hace estar unos días sin sus hijos!, ¿habrá ido todo bien?, ¿habrán llorado de noche su ausencia?, ¿se lo habrá comido todo?, porque hay una realidad, en su corazón han estado presentes y su pensamiento no se ha alejado del campamento, cuando al levantarse el silencio inundaba la habitación del hijo o la comida era triste porque el comuniante no se encontraba en la mesa.
Y por fin juntos, dos grupos se acercan, ansiosos por abrazarse y llega el momento, lágrimas y lloros, ha sido para un buen grupo la primera vez y que duro y al mismo tiempo que bonito, poder estar de nuevo juntos, ahora padres e hijos se aman más, y por su puesto un beso al abuela y al abuelo que los han echado tanto de menos como los papas y enseguido a enseñar la tienda y contar lo bien que lo han pasado. Y después la misa donde me siento feliz de ver tantas personas allí reunirlas, el zorro, la arriada, la cena, la velada y el adios. De nuevo el corazón se encoge y se templa, hay que decir no cuando el hijo pide bajarse mientras llora, son unas horas y te lo digo a ti papá que me estarás ecucnado, al cabo de un rato deja de llorar y se le olvida, no es malo fortalecer la voluntad así, es educativo, poder superar esa separación momentánea.
Pero hoy quiero concluir destacando las banderas del campamento, esta tarde papás os las encontraréis a media asta, porque los campamentos lugar de convivencia y tolerancia están de luto y lo están porque unos niños nunca verán regresar a sus padres o abuelos, el motivo, ETA los mató y nosotros queremos con ese signo solidarizarnos con ellos.