lunes, 1 de diciembre de 2008

Radio Ribarroja. 15-X-1999. Juniors de Riba-roja

Amigo oyente:
Hace ya dicesiete años que nuestra plaza y las calles del centro histórico se llenan de niños los sábados.
Lo sabemos muy bien, ¿quién no ha pasado por el junior? Realmente han sido miles de niños que tras tomar la primera comunión entraban a formar parte de nuestro Centro, grup Foc.
La cosa, como vosotros sabéis, empezó un verano en el ya lejano campamento de Navalón, aquellos días fueron muy especiales para los acampados, su vicario, uno de los más queridos del pueblo, Don Rafael, se marchaba a misiones, allá al Chile de Pinochet y la represión. Pero él quiso despedirse de sus monitores dejando un legado, llamando al Presidente del Junior Moviment Diocesá para que fundase un centro aquí. Así comenzó, con la llegada de Don Ismael Santiago y la ayuda de Jesús Quinzá y como no, el apoyo siempre entusiasta de un buen grupo de monitores, Ines, Miguel,... El junior fue gestandose, nació un día, plantando simbólicamente un olivo en la Colonia, después a trabajar. Llego Jorge y se consolidó, viviendo, después Paco y finalmente quien te habla. Todos los vicarios hemos tratado de dar lo mejor de nosotros mismos para que el junior funcionase. Y Junior se ha mantenido, unas veces con armonía e ilusión, otras luchando contra las tempestados y los rayos, pero como una barca, ha sido capaz de mantener vivo el fuego de su pañoleta.
Y mañana seguiremos trabajando, mañana un grupo de monitores comenzará con ilusión la tarea de estar con los niños, hablarles de Abraham y David, mostrarles lo que significa ser cristiano y seguidor de Jesús, educarles en los valores del Evangelio y jugar con ellos, entretenerlos y acompañarles mediante el juego.
Hoy quiero agradecer a ese grupo de monitores, realmente tengo montivos para estar contento. Pues muchos han sido los llamados y pocos los que han tenido el valor de aceptar la responsabilidad que siempre supone tener a tu cuidado un grupo de niños. Ellos estarán ahí, trabajando por ellos, dedicando horas y todo lo que haga falta para que este último curso del milenio sea precioso.
Amigo oyente desde estas ondas quiero sencillamente darles las gracias, a la responsable del Centro, Nuria y las dos Jefas de Nivel, Carmen María y Mado y como no, a mis monitores, porque son ellos los que mantienen vivo el Centro.