viernes, 23 de noviembre de 2007

los misioneros 1

Amigo oyente:
El mes de octubre es el mes de las misiones y el mes de Latinoamérica. La fiesta de Teresa del Niño Jesús y el Domund nos invitan a mirar a los misioneros mientras la celebración del Descubrimiento de América reaviva nuestra conciencia de hermandad con el pueblo iberoamericano.
Y hoy quiero presentarte uno de los grandes personajes que aportó España al mundo, un Premio Nobel de la Paz si hubiese nacido en nuestro tiempo, un luchador infatigable en defensa de los derechos humanos, un hombre controvertido y considero poco valorado por nosotros, los españoles, acusado injustamente de haber sido el inspirador de la leyenda negra.
Su nombre, fray Bartolomé de las Casas, dominico y apóstol del nuevo mundo, defensor a ultranza del pueblo indígena.
1474, Sevilla, nace un hombre polémico, Bartolomé de las Casas, hijo de un expedicionario que había viajado a las Indias con Colón. A sus 28 años emprende su primer viaje a la isla de la Española, allí se dedica a extraer oro. Regresa a Sevilla y parte a Roma donde es ordenado sacerdote. Volviendo a America. Allí gracias al domincio Antonio Montesinos comienza a denunciar las injusticias, tiranías y crueldades que cometíamos los españoles contra los indios. Regresa a España y es nombrado por el Cardenal Cisneros Defensor de los indios de todas las indias, partiendo de nuevo a estas tierras. Los colonizadores le aconsejan que no se meta en las cosas que no le incumben, pues es sacerdote, sin embargo el no desiste. Entra en la orden de los dominicos y comienza a escribir su Historia de las indias. Viajero incansable, cruzó diez veces el Atlántico y recorrió Puerto Rico, Panama, Cuba, Venezuela, Colombia, Nicaragua, el Salvador de Oscar Romero, Honduras, el Guatemala de Gerardi y el México de Samuel Ruiz, siendo nombrado obispo de Chiapas. Finalmente regresa a España donde se convierte en maestro de misioneros y sigue luchando a favor de los pobres de las indias y de los negros esclavos. Su vida fue una pasión por defender a los indios, un testimonio de un hombre que no se contentó con cumplir la ley sino que se comprometió con los Derechos Humanos y las causas de los pobres.